Idiomas

¿Cómo lo tratamos?

Nuestros tratamientos incluyen suaves toques en la espalda (Bioespinología) o las articulaciones (Osteopatía ) que así lo necesiten, para ayudar a que el Sistema Nervioso se autorregule, ejercicios, alimentación, relajación, e incluso técnicas de entrenamiento cerebral que se utilizan para ayudar a reducir la sensibilidad o el espasmo muscular en un sistema nervioso hipersensibilizado o demasiado tendente a la simpaticotonía o respuesta a la ‘defensiva’.

Contrariamente a dos creencias populares o ‘leyendas urbanas’ ,
una: que la fisioterapia para ser eficaz ha de causar dolor, incluso dejar ‘moraduras’ en el cuerpo tras el tratamiento.
Y la otra defendida por la Quiropráctica: de que ‘pone vertebras en su sitio’ o recoloca vertebras que están descolocadas.

Aquí trabajamos en la columna vertebral debido a la relación estructural que tienen la Espina Dorsal y el Sistema Nervioso , no porque las vértebras se descoloquen, estos ‘toques’ se hacen ya que ayudan al sistema nervioso a modularse y/o equilibrarse.

Todo dolor de espalda, cuello o de cualquier otra estructura es generado por el cerebro y el Sistema Nervioso.
La buena noticia es que el cerebro es NEUROPLASTICO, lo que significa que tiene la capacidad de cambiar, y olvidar las vías nerviosas dolorosas que ha desarrollado.

Por lo que el dolor crónico puede curarse.

La mayor parte de las veces no ocurre así por un mal diagnóstico, que no tiene en cuenta estos nuevos conocimientos de la Ciencia del Dolor, y de las Neurociencias.
Hoy en día tenemos la suficiente evidencia científica que demuestra que el área donde se siente el dolor es sólo una pequeña parte del problema.
Una lesión inicial normalmente se cura después de un máximo de 8 semanas y después de eso, a pesar de que sufrimos un dolor muy real, ya no es probable que lo que produce el dolor es el daño estructural inicial , sino una hipersensibilización del sistema nervioso.
De hecho, es probable que sea la sensibilidad del nervio que está sufriendo, causada por una serie de factores, entre ellos el estrés emocional ,lo que hace que el dolor se convierta en crónico.

Nuestros tratamientos están dirigidos también a la elaboración de estrategias para desarrollar nuevas vías sin dolor y por lo tanto curar el dolor crónico de cualquiera de las afecciones que se citan en el apartadoQué tratamos’.

Esto último se realiza fundamentalmente con el abordaje SIRPA